Puedo tener un Plan Operativo Anual (POA) si soy Emprendedor (3 de 3)

Ya aprendimos a establecer objetivos y metas de nuestro proyecto, negocio o emprendimiento, pero nada de esto tendrá sentido si no lo medimos constantemente, es decir, debemos establecer los indicadores que serán el instrumento para verificar los resultados de las acciones tomadas y corregir el rumbo cuando nos alejemos de la meta.

Indicadores de la vida diaria

Cuando vas en tu carro, siempre revisas el tablero para verificar velocidad, nivel de gasolina y temperatura del motor. ¿Por qué lo haces? En mi caso, lo hago por experiencias pasadas desagradables que no quiero volver a vivir:

Viajaba muy rápido y me costó frenar en un semáforo

Casi me quedo botada en la vía por falta de gasolina

El carro se ha sobrecalentado cuando estoy atascada en el tráfico

Si usamos lo aprendido hasta ahora, la cosa sería así:

Ahora quiero comentarles algo: esto lo sé, estoy pendiente y reviso constantemente porque ¡YA ME PASÓ! Es decir, tuve problemas en el pasado y por eso soy más cuidadosa. Entonces te pregunto: ¿debes perder dinero o clientes en tu negocio para que empieces a tener indicadores? Tal vez ya te está pasando y no lo sabes.

Normas para tener Indicadores

Aquí la cosa no es medir a lo loco o hacer gráficos para que se vea bonita la pared de la oficina, esto tiene normas básicas:

Cada meta debe tener un indicador. Ya lo viste en mi ejemplo del carro, pero es así con todo porque es la forma de corregir el rumbo si te alejas de la meta trazada.

Debe ser gráfico. Esto es un tremendo twist porque debes tener conocimientos básicos de Excel para que periódicamente alimentes tu indicador con datos y te muestre gráficamente cómo va la cosa.

La gráfica debe ser de tipo lineal. Esto es para que veas las tendencias (hacia arriba o abajo), o si te alejas o no del umbral (este es el caso de los indicadores del vehículo, donde el plan es mantener o no exceder de cierto valor).

Debe ser visible para todos. Si posees un equipo de trabajo, todos deben ver el indicador y su gráfica. Esto se logra llevando el registro en una pared, bien sea de forma impresa o graficando con marcadores el avance del mismo.

Los indicadores son el tablero de control del proyecto, negocio o emprendimiento, no puede ser algo oculto o que está en una computadora que nunca revisas. Debe ser como el tablero del vehículo que revisas cada tanto mientras vas manejando.

Ahora es el turno del Plan Operativo

Luego de tanto rodar, llegamos al POA. El mismo reúne el CÓMO lograras la meta trazada, entonces cada una debe tener su propio plan, el cual puede ser mensual, semestral o anual, dependiendo del horizonte que te has planteado.

Vamos a recordar el ejemplo de la panadería artesanal que mostré en mis artículos anteriores, donde ya teníamos un objetivo y meta claras:

Ahora debemos LOGRAR esa meta trazada y el indicador será nuestra guía en el camino para no desviarnos. Tracemos juntos ese camino con nuestro plan operativo:

  Esto que les muestro es mi plan operativo para lograr la meta de aumentar el rendimiento de la materia prima en pan baguette en 6% para los próximos 6 meses. Como puedes ver también tiene una serie de normas:

Solo puedes tener un responsable por actividad

El tiempo ayudará a crear el cronograma entre todos los planes operativos

Con los costos se elabora el presupuesto

La verificación ayuda a medir el avance y permite hacer ajustes

Como nota de cierre: el plan operativo no está escrito en piedra, eso quiere decir que a medida que ejecutas las actividades y revisas tu indicador, las cosas cambian y por lo tanto, siempre se deben hacer ajustes.

Mayra Artal
Written by Mayra Artal
See Mayra Artal's latest posts
Ingeniero industrial, especialista en mejora de procesos y sistemas de gestión de calidad. Me encanta viajar, probar comidas diferentes y apoyar causas en defensa de los animales abandonados

Leave a comment